Sobre mí

Mi nombre es Judith, nací en Madrid en 1992.
 
Crecí y estudié junto a mi familia hasta 2008 cuando, por esas locuras de la vida, tomé la decisión de mudarme a Barcelona, donde empecé una aventura en solitario que me llevó a ser la persona que soy ahora. Allí en 2009 entré en el mundo de la fotografía. Al principio como afición, fotografiando niños, mis dos "peludetes".... Así descubrí que lo mío eran los retratos, lo espontaneo, lo que no se busca. Esas fotografías que salen como resultado de la espontaneidad del modelo: la inocencia, captar el amor en las familias y parejas, plasmar el amor de los padres por sus hijos, la emoción y nervios de unos novios el día de su boda. Esas son las cosas que descubrí que me llenan.
 
Así que decidí involucrarme totalmente en este mundo y en 2010 compaginé mis trabajos personales con un trabajo profesional en una tienda de fotografía con estudio fotográfico. Además de documentarme, leer sobre trabajos de fotógrafos nacionales e internacionales, empaparme de técnicas de fotografía, manuales y tutoriales. Y es que no hay nada más agradecido que aprender sobre algo que te llena.
 
Decidí comprarme mi primera cámara réflex, e intentar mejorar y aprender cada día.
 
Mi vida en Barcelona no fue un camino de rosas, pero me permitió aprender mucho, sobre el arte de la fotografía y sobre la vida. Y en 2014 nació mi sobrina y algo, que es la familia que quizá de joven te haces creer que no es tan necesaria, se convirtió en la razón fundamental de mi vuelta a Madrid, y la que me empujó a animarme a mi sueño: mi propio estudio fotográfico. Gracias a ese empujoncito y a mi mejor apoyo en esto, y el mejor compañero que puedo tener, Oscar, en 2015 apostamos por montar mi pequeño, aunque para mi fue un enorme paso, estudio fotográfico propio, donde seguí desarrollándome como fotógrafa.
 
Y llegamos hasta la actualidad, cuando gracias a todas las personas que han confiado y siguen confiando en mi para inmortalizar sus recuerdos más preciados, he podido montar un estudio profesional, poniendo todo el amor y esfuerzo del mundo....  lleno de luz natural, en el que disfruto como una niña haciendo lo que más me gusta.
Esa es mi historia, esta soy yo, con mis defectos y mis virtudes, pero siempre dispuesta a superarme y a sortear todas las dificultades que se pongan en mi camino. Soy joven, y eso a veces es un punto flaco. "Te queda mucho por recorrer…" pero no es poco el recorrido que llevo, ni el que queda. Me encanta formarme, hacer cursos, aprender de los mejores en todos los campos...
Adoro los niños, me encantan, no me canso de hacerles reír, hacer el payaso.. y caérseme la baba cuando me regalan besos, o cuando van al cole contando lo  divertido que ha sido esa "señora" que me hizo fotos...Y es que tengo la suerte de tener los mejores peques del mundo. Y esos papás, que acaban siendo parte de esa "gran familia".

A quienes me preguntan por qué me dedico a esto, es por la felicidad de poder entregar el valor de cada persona en fotografías. Por la suerte que tengo de poder ofrecer a cada persona ese momento único, ese momento que no queda en el olvido, sino que pueden rememorar una y otra vez a través de esas imágenes.

¿Quereis conocerme un poquito mejor? ¿Quereis conocer nuestro rinconcito?

Guardamos tus mejores recuerdos desde el momento 0...
¡Te esperamos!